a000021

Venezuela obtiene nueva victoria ante Ciadi por nacionalización de empresa de fertilizantes

15. 06. 18
posted by: AVN

El Ciadi declaró que carece de jurisdicción para actuar en el caso, iniciado en 2011, en el que se reclamaba al Estado venezolano el pago de 150 millones 404 mil 359 dólares más intereses, por concepto de indemnización por la supuesta expropiación de las empresas Fertilizantes Nitrogenados de Oriente, S.A.; Fertilizantes Nitrogenados de Oriente, C.E.C.; Fertilizantes Nitrogenados de Venezuela, SRL y Fertilizantes Nitrogenados de Venezuela, .E.C. (Fertinitro), que fue ordenada mediante el Decreto Nº 7.713, del 10 de octubre de 2010.

La medida de nacionalización fue tomada por el Ejecutivo con la finalidad de garantizar el abastecimiento del mercado interno en las condiciones de precio establecidas mediante las políticas públicas que requieren de la producción y utilización suficiente de fertilizantes nitrogenadas, en todas sus formas.

El organismo de arbitraje indicó que Gambrinus Corporation no era la propietaria de las acciones al momento de la supuesta expropiación de las empresas, sino que estaban en manos de Polar, por lo cual este caso no se encuentra dentro del ámbito de protección del Tratado Bilateral de Inversión firmado entre Venezuela y el Gobierno de Barbados, refiere una nota de prensa de la Porcuraduría Nacional de la República.

Hasta enero de 2008 Empresas Polar tuvo en su poder 10 % de las acciones de la sociedad mercantil y luego de esa fecha fueron transferidas a Gambrinus, preparando el terreno para invocar, en una eventual disputa, el Tratado Bilateral de Inversión firmado entre Venezuela y el Gobierno de Barbados, de 1994, así como el Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de otros Estados, de 1965.

"De esta manera, Polar lograría el amparo otorgado por imperio de un tratado bilateral a un inversionista extranjero, sin serlo", no obstante, el Ciadi tomó en cuenta los alegatos de la defensa venezolana y se percató de "que la presunta venta de acciones entre estas empresas tenía un fin distinto al que pretendían formalizar, determinando que Gambrinus fungió como empresa de maletín en una venta de acciones que nunca existió", explicó la Procuraduría.

Gambrinus Corporation hizo su reclamo ante el Ciadi justo antes de que Venezuela decidiera, el 25 de enero de 2012, retirarse de ese tribunal, por su clara tendencia a favorecer a los capitales internacionales en las disputas con Venezuela.

En aquella oportunidad la Cancillería venezolana recordó que la firma del Convenio del Ciadi fue ejecutada por un gobierno "desprovisto de legitimidad popular" y bajo la presión de "sectores económicos transnacionales que participaban del desmantelamiento de la soberanía nacional venezolana".